AHORA no es vuestro momento.

marzo 27, 2020

Por eso, ABUEL@S, os pedimos que luchéis una vez más, porque AHORA NO es vuestro momento.
Queremos acompañaros.

AHORA NO ES VUESTRO MOMENTO ❤️
“Este virus afecta en mayor medida a los ancianos, a los abuelos, a los mayores …”
Y parece un alivio escuchar eso… ¿O no? Y de repente, descubrimos mil y una emociones escondidas ahí, detrás de esa afirmación.
Nuestros mayores, son el origen de nuestra vida, son nuestro pasado y las mil historias que nos hacen ser como somos nosotros hoy.
Nosotros, somos lo que somos hoy, gracias a su fuerza para superar una batalla, a su valentía para dar a luz a solas, a su superación para estudiar sin recursos, a sus manifestaciones para cambiar la sociedad, a sus horas incansables de trabajo, a sus noches desoladas sin dormir para cuidarnos…
Nuestros mayores hoy, pueden ser nuestros padres y madres, o nuestros abuelos y abuelas…
En mi caso, no conocí a muchos abuelos, tan solo a una abuela materna que murió cuando yo tenía 12 años. ¡Y que abuela! ¡Qué carácter! La vida la había hecho demasiado dura. Y se alejaba del prototipo de abuela de cuento que te mima, te coge en su regazo, te aprieta los mofletes o te dice mil piropos.
Era mi abuela, en su medida… Y así la queríamos. Y al final de sus días si se dejó ver sensible y nos quería a su lado, de la mano. Y ahí estábamos.
Entonces… me hice “nieta” imaginaria de muchos abuelos adorables: la madre de nuestra vecina Paulina (Josefa), los abuelos adorables de mis amigas, la abuela de mi prima (Pepa), los abuelos de mis alumnos del colegio (Luis, especialmente) cuando los veo todos los días recogiéndolos… Los miro/miraba y los adoro/adoraba… Me transmiten todo el amor del mundo. Y siento/sentía que quería cuidarles.
Después sufrí la pérdida de familiares más jóvenes que llegan a su punto final sin ser abuelos. Ese momento cuando se te derrumba la vida y nos dicen los mayores…. ¡Madre mía porque no me voy yo antes (que tú padre o tus tíos) que ya soy muy mayor…
Pero el momento de cada uno es diferente y lo importante es disfrutarlo hasta el final. Escribir tu historia de vida y dejar un legado a los demás.
Por eso, ABUEL@S, os pedimos que luchéis una vez más, porque AHORA NO es vuestro momento.
Queremos acompañaros. Tenemos guardado un final de vida feliz donde os daremos la mano, os entregaremos a nuestros nuevos hijos para acunarles, sentiremos vuestra respiración tranquila, estaréis en vuestros hogares y nos contaréis una historia más…
Esa historia que nos hace ser nosotros, hoy. Y que guardaremos para SIEMPRE.
¡Gracias abuel@s!

Belén.

Etiquetas:
· ·
Categorias:
Paciente

Los comentarios están cerrados.