Sonríe

marzo 25, 2020

por eso te sonrío tras la mascarilla, aunque tú no puedas verlo…

Si algo he aprendido en estos días de dura batalla es que no estamos solos. Estás ahí, en tu cama, quizás aburrido/a y algo triste, sobre todo preocupado/a por la incertidumbre de lo que vaya a pasar con tu salud, sin ganas a levantar la vista por miedo a lo que te vas a encontrar. Sin embargo, te ruego, abre bien tus ojos y mírame a mi, que tomo tu mano cada vez que me acerco, me preocupo por tu respiración, por si tienes fiebre o por si debes ir al baño. No es solo profesión, también vocación, y por eso te sonrío tras la mascarilla, aunque tú no puedas verlo… por eso elevo una oración cada vez que me agobio aún sin dirigir mi ruego a nadie en particular, deseando que mis plegarias sean escuchadas. Todo eso por tí, porque eres importante, porque no eres un número más en mi corazón, sino una vida mas por la que luchar, un/a guerrero/a en esta batalla que podremos ganar juntos. No pierdas la ilusión, las ganas de vivir, la fe… ayúdanos a los que estamos luchando en esto poniendo ese pequeñito grano de arena. La vida sigur siendo maravillosa, te queremos en ella. Sonríe.

Categorias:
Paciente

Los comentarios están cerrados.