Y entonces…

marzo 19, 2020

Y es entonces cuando te das cuenta de ti

Y entonces te das cuenta… de que lo frágil se hace fuerte y lo invisible, esencial. Que los suspiros de ansiedad se transforman en alientos de querer y que la rueda de hámster en la que un día nos aposentamos voló por los aires de supuesta grandeza cómoda para dar paso a puertas abiertas de confianza hacia el todo pasa.

Y entonces te das cuenta de lo enorme del ser humano y de su capacidad de levantarse sin corona de fiebre y con capa de rey que vuelve a casa tras la batalla ganada. Todo se transforma para que nada de lo que fue inservible siga ocupando un espacio en nuestras vidas y para que aquello que tenga que llegar se deposite en tu ser en forma de mucho de ti.

Te deseo que recuerdes de dónde vienes y de lo que has sido capaz de lograr para que sepas que nada en tu interior dejará de ser capaz de volver a ser lo que nunca dejaste atrás: la capacidad de superarte a pesar de las piedras que encontraste. Quizás esta pandemia es una de ellas y sea cuestión de todos transformarla en un grano de arena que un día adoptó la forma de miedo.

Y entonces te deseo que te sonrías con los labios juntos y expirando por la nariz el mejor pensamiento que tengas. El mío para ti se llama estoy contigo y sé que de esta saldremos juntos y más fuertes de lo que ya éramos.

Abrazos y mucho de todo lo bueno, Cristina

 

Etiquetas:
· ·

Los comentarios están cerrados.