YO MI ME CONTIGO

marzo 20, 2020

Ésta es una carta que trata de transmitir a todos los que están en la primera línea de batalla el agradecimiento que sentimos por lo que están haciendo.

No estás solo. Estamos juntos en esto. Puede que no nos veamos ni nos toquemos, pero estamos y esa presencia se siente porque es real.

Puede que te asomes a la ventana en algún momento  y no veas a nadie. No pasa nada. Piensa que esos rayos de sol que ves nos iluminan a todos y nos dan calor por igual. Eso también nos une.

Tienes miedo. Lo sabemos. Tu miedo es el nuestro. Lo combatiremos unidos. 

Puede que tengas ganas de llorar.  Llora. Es normal. No te resistas. Es humano. Es lo que toca. Hay que llorar. Déjanos enjugar tus lágrimas.

Estás empezando a desesperarte. Lo sabemos. Déjate caer, tienes derecho. Entre todos te levantaremos. 

Cuando creas que te falta el aire, no lo pienses, sólo párate y déjanos darte nuestro aliento.

Cuando te fallen las fuerzas para seguir, cierra los ojos y siente como nuestra energía se comparte y te llega. 

Porque hoy más que nunca, todos somos uno. Y puede que no podamos dividirnos la carga de lo que esto está suponiendo como quisiéramos, de manera equitativa para que todos pudiésemos repartirnos el cansancio, el sufrimiento y el estrés. Sólo podemos ofrecer unas palabras de alivio, que puede que se las lleve el viento pero que están cargadas de las mejores intenciones.

Hoy más que nunca: YO MI ME CONTIGO

 

Los comentarios están cerrados.